900 103 348

Modal te llamamos

Modal te llamamos

Comprendiendo el insomnio en personas mayores

El insomnio en personas mayores es bastante frecuente. Se calcula que afecta, aproximadamente, al 40% de las personas por encima de 65 años.

Una de sus principales causas podemos encontrarla en unos hábitos más sedentarios propios de edades más avanzadas, que pueden alterar el ciclo del sueño.

A lo largo de este articulo veremos las causas del insomnio en personas mayores, qué tipos de insomnio existen y qué tratamientos pueden ayudar a solucionar el problema.

Insomnio en personas mayores
 

¿Qué es el insomnio?

El insomnio consiste en una dificultad para conciliar o mantener el sueño, o no conseguir un sueño reparador, que tiene una duración mínima de un mes y que se acompaña con fatiga diurna y sensación subjetiva de malestar. Afecta a todas las facetas de la vida cotidiana de la persona: familiar, social, etc. 

Causas del insomnio en personas mayores

El insomnio en personas mayores puede tener una o varias causas combinadas. 

Cambios fisiológicos

Las alteraciones orgánicas propias de la edad avanzada hacen que el insomnio sea mucho más habitual en personas mayores. Los patrones de sueño se modifican a medida que envejecemos.

Enfermedades crónicas 

Enfermedades como la artritis, la diabetes, Parkinson, apnea del sueño, trastornos gastrointestinales y problemas cardiovasculares, entre otras, suelen provocar problemas para conciliar el sueño.

Medicamentos

Las personas mayores suelen estar sobremedicadas. Muchos medicamentos tienen efectos secundarios que alteran el sueño. Así ocurre con los diuréticos, los descongestivos y los antidepresivos.

Tipos de insomnio

Básicamente, podemos dividir el insomnio en personas mayores en tres grandes grupos:

Transitorio u ocasional

Ocurre cuando el anciano experimenta estos problemas de sueño durante un periodo de un mes, aproximadamente, y luego este síntoma desaparece.

Crónico

Superada la barrera del mes, se considera que el insomnio se ha hecho crónico. 

Problemas comunes

El insomnio, puede afectar a la memoria, a la atención y la concentración.

También pueden aparecer otros trastornos relacionados con el sueño, como el síndrome de piernas inquietas, narcolepsia, hiperinsomnio (somnolencia durante el día) o apnea del sueño.

Las personas que padecen insomnio tienen un riesgo mayor de sufrir accidentes y caídas. 

Tratamientos para el insomnio

Deben priorizarse los tratamientos no farmacológicos. Solo en caso de que estos no funcionen, se puede recurrir, bajo criterio profesional médico, al uso de medicamentos.

Estilos de vida saludables

Horarios regulares para acostarse y levantarse, hacer ejercicio moderado durante el día, no hacer siestas largas, cenar ligero, suprimir estimulantes como el café, evitar el consumo de tabaco y alcohol, evitar las pantallas antes de irse a la cama, cuidar las condiciones ambientales de la habitación… Todos ellos son buenos hábitos que debe seguir la persona si quiere combatir el insomnio.

Terapia cognitivo-conductual

Este tipo de terapia psicológica combina el control de preocupaciones y pensamientos negativos que interfieren en el sueño (sobre salud, familia, muerte…), y su sustitución por pensamientos positivos, con tratamientos conductuales con medidas como pasar el menor tiempo en la cama despierto, controlar los estímulos a la hora irse a dormir, establecer un ritmo de sueño-vigilia regular, etc.

Benzodiacepinas para el insomnio

Son los medicamentos más habituales para el insomnio. Es un medicamento que puede ocasionar muchos efectos secundarios y si se toman a largo plazo pueden suponer un peligro de dependencia. Por ello, no se recomienda prolongar su uso más allá de un mes.

Eliminar las fuentes de ruido o de luz

Prescindir de luces y sonidos fuertes ayudará a conseguir una mejor calidad de sueño.

Relajación 

El entrenamiento en relajación muscular y la respiración abdominal disminuyen la agitación que complica el sueño y ayudan a mejorar el descanso. A menudo se combina con la terapia cognitivo-conductual.

Otros tratamientos

Existen otros tratamientos, como la terapia con luz, que consiste en la exposición a luz solar durante las mañanas para sincronizar el ritmo interno del individuo y el horario externo. 

Conclusión

El insomnio es una patología frecuente en las personas mayores que puede tener consecuencias graves. Por ello conviene no descuidar su prevención ni su tratamiento.

Es importante estar pendientes de su ritmo de sueño para detectar cualquier cambio y plantear el cuidado necesario.

En Caser Residencial podemos ayudarte a solucionar los problemas de insomnio implantando el tratamiento más adecuado para superarlo.

Últimas entradas

Mujer tumbada
Qué ayudas hay para personas mayores
En Caser Residencial te damos los tips para que te puedas enfrentar ante la ansiedad en personas mayores

Lo más leído

personas que reciben teleasistencia
Nuevas tecnologías al servicio de la teleasistencia
23/12/2021
Innovación y Tecnología
Imagen Listado Raquel Llanos
Historia de Raquel Llanos
11/11/2021
Testimonios
Juegos de psicomotricidad para personas mayores

Te Llamamos

Suscríbete a nuestra newsletter

Para estar informado de toda la actualidad , eventos y novedades de Caser Residencial

Formulario página Contacto general

Este formulario aparece en la página de Contacto