900 103 348

Modal te llamamos

Modal te llamamos

Anosognosia

Anosognosia

Que es

La anosognosia es un término que proviene del griego y está formada por la conjunción del prefijo a (no o sin), nosos (enfermedad) y gnosis (conocimiento), es decir, “sin conocimiento de enfermedad”.

Las personas con anosognosia no son conscientes de la enfermedad que padecen y es un síntoma que se puede presentar en muchas patologías y enfermedades como la enfermedad de  Alzheimer, demencias, la esquizofrenia y el trastorno bipolar. Es uno de los primeros síntomas que aparece en algunas enfermedades, y en otros casos, aparece de forma más tardía. 

La Anosognosia y la enfermedad de Alzheimer

Una parte importante de la población se ve afectada por la enfermedad de Alzheimer, también de forma directa o indirecta por haberla vivido en su entorno familiar o social. Es una de las enfermedades más complejas e incapacitantes que existen en nuestra sociedad y no solo implica pérdida de memoria, orientación o de reconocer a un ser querido. 

Cuando una persona padece enfermedad de Alzheimer, todas las áreas de su vida se ven afectadas, el área cognitiva, psicológica, conductual, funcional, afectiva, social e incluso legal. Y, en ocasiones, la persona no es consciente de su enfermedad ni de sus síntomas y actúan como si nada sucediera. 

Podemos pensar que la Anosognosia es un síntoma salvavidas, ya que la persona al no ser consciente de su enfermedad, tampoco es consciente de que perderá sus capacidades, de que no podrá volver a hacer lo que hacía y que olvidará muchos conocimientos y recuerdos de su vida. 

Tipos de Anosognosia cerebral

Aunque se reconocen diferentes tipos de anosognosia, podemos destacar las siguientes: 

Anosodiaforia

La anosodiaforia es una variante de la anosognosia y se refiere a la falta de respuesta emocional o indiferencia hacia las consecuencias de una enfermedad. Por ejemplo, una persona que padece Alzheimer y tiene problemas de memoria, y actúa como si no fuese importante. 

Asomatognosia

Se caracteriza por la incapacidad para reconocer partes del propio cuerpo. Esta patología aparece con frecuencia en personas con esquizofrenia o depresión grave. Las personas que lo padecen sienten que parte o todo su cuerpo desaparece. 

Anosognosia visual

Se trata de tener un reconocimiento visual alterado e implica no reconocer que no ve con claridad objetos, personas, etc. 

Síntomas

No existen unos síntomas específicos y comunes para aquellas personas que padecen anosognosia, sin embargo, la alteración de la conciencia, o la negación de la situación son algunos síntomas que pueden ayudar a identificar la anosognosia. 

Esta situación dificulta que el familiar inicie una rehabilitación y siga un tratamiento de la enfermedad. Además, al no ser consciente de su enfermedad, la persona querrá seguir realizando sus actividades diarias sin ser consciente de sus limitaciones y poniéndose en peligro a sí mismo. 

Causas

Es una condición muy compleja. Sin embargo, el origen de la anosognosia puede deberse a una lesión cerebral donde varias regiones cerebrales relacionadas con la conciencia quedan afectadas. Esto afecta a la conciencia de la persona sobre sí misma y no puede integrar correctamente la información de la lesión sufrida, actúa como si no existiera. 

Tratamiento

El tratamiento de la anosognosia es complejo, y realmente lo único que se puede hacer es dar apoyo y rehabilitación para la enfermedad y ayudar al cuidador y a los familiares a manejarla adecuadamente para que el afectado no sufra y el cuidador pueda ayudarle a reducir su negación, miedos y aceptar, poco a poco, la realidad de su estado. 

Sería de utilidad que el entorno familiar y el cuidador siguiesen estas pautas para gestionar la enfermedad de Alzheimer y la anosognosia:

  • Consultar y pedir ayuda a profesionales.
  • Buscar información sobre la enfermedad de Alzheimer y entender sus síntomas.
  • Validar lo que el mayor traslada y empatizar con sus expresiones y conductas.
  • No centrar la atención en lo que el mayor no puede hacer, sino en lo que aún es capaz de hacer. Establecer una comunicación positiva sin resaltar las dificultades del enfermo, frases como: "déjame ayudarte a hacer", "sabes que me encanta cocinar, pasear, contigo", funcionan mejor que "no puedes hacer eso, te harás daño", "no puedes ir solo, no sabrás volver, etc.
  • Crear rutinas conjuntas de interés para ambos. 

Es una situación complicada, pero el principal objetivo en estos casos es dar a la persona afectada la mejor calidad de vida posible.

Últimas entradas

Terapia con animales para personas mayore
Soledad en personas mayores
Qué regalar a una persona mayor
Qué regalar a una persona mayor
20/04/2022
Salud y Bienestar

Lo más leído

Imagen Listado Raquel Llanos
Historia de Raquel Llanos
11/11/2021
Testimonios
personas que reciben teleasistencia
Nuevas tecnologías al servicio de la teleasistencia
23/12/2021
Innovación y Tecnología
Señora mira por la ventana

Te Llamamos

Suscríbete a nuestra newsletter

Para estar informado de toda la actualidad , eventos y novedades de Caser Residencial

Formulario página Contacto general

Este formulario aparece en la página de Contacto