900 103 348

Modal te llamamos

Modal te llamamos

Ictus y daño cerebral

Atención especializada en el manejo del paciente con daño cerebral adquirido para minimizar sus efectos y mejorar la calidad de vida.

Icono Ictus
Ictus y Daños cerebral
Residencias con especialización en atención al daño cerebral (Ictus y otros procesos) 

En Caser Residencial somos especialistas en la atención y tratamiento de ictus y otras formas de daño cerebral adquirido.  

Las secuelas de un ictus suelen implicar invalidez o discapacidad a largo plazo, sobre todo en personas de edad avanzada. Nuestra preparación y especialización está orientada a mejorar la calidad de vida de los usuarios y sus familias, haciendo que su presente sea más seguro y confortable. 

En nuestras residencias para pacientes con ictus dispones de un equipo transdisciplinar especializado en este tipo de procesos, para ayudar a la persona a superar los efectos y secuelas y que pueda regresar a sus actividades cotidianas con la mejor competencia posible. 

Diseñamos un plan asistencial que tiene en la rehabilitación fisioterapéutica uno de sus pilares principales. Esta es un área muy importante para los pacientes que sufren este trastorno en cualquiera de sus fases.  

¿Qué necesidades de daño cerebral tratamos?

Accidentes cerebrovasculares (ACV) o ictus

Traumatismos craneoencefálicos y daños provocados por accidentes de tráfico

Esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y Esclerosis múltiple

Tumores cerebrales

Características de nuestro trabajo en las residencias para pacientes con ictus

Personal especializado en daño cerebral

Equipo transdisciplinar, formado por diferentes perfiles, para ejercitar las capacidades de los residentes.

Coordinación y seguimiento médico

Nuestros profesionales hacen un seguimiento personalizado de cada residente, adaptando los cuidados, las terapias, dietas y tratamientos, según su evolución, y en coordinación con los especialistas de referencia.

Residencias adaptadas

Espacios comunes adaptados y seguros, que facilitan la libre deambulación. Entorno cálido con posibilidad de personalizar la habitación.

Persona de referencia

Cada residente tiene un profesional de referencia con el que establece una relación de confianza, y que ayuda a la familia a mejorar la comprensión de la situación y su evolución.

Rehabilitación de ictus en nuestras residencias de mayores 

En Caser Residencial ponemos a disposición de las personas que han padecido un ictus u otro tipo de daño cerebral diferentes terapias específicamente diseñadas para ellos. Son tantas las áreas que pueden verse afectadas que participan en esta intervención distintos perfiles profesionales: fisioterapeutas, médicos, psicólogos, logopedas, terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales, etc.  

En casos de trastornos motores o relacionados con el equilibrio consideramos fundamental el entrenamiento físico que permita adquirir un adecuado nivel funcional consiguiendo una mejor adaptación y una vida lo más normalizada posible. Por su parte, los pacientes que han visto afectada su área del lenguaje se someten a un plan de reeducación logopédica que intentará mejorar, mantener o retardar las consecuencias de la alteración del habla o de la voz. 

¿Qué tipos de rehabilitación realizamos tras un ictus?

Terapia física

Recuperación de capacidades motoras, como caminar o estar de pie, y del equilibrio.

Terapia ocupacional Reeducación en las actividades de la vida diaria.

Reeducación en las actividades de la vida diaria.  

Logopedia

Después de un ictus pueden producirse problemas de lenguaje y comunicación, de articulación, mutismo, etc. que es necesario recuperar. 

Modificación de la dieta y técnicas de alimentación seguras

En el caso de que las secuelas impliquen dificultades para tragar.

Educación sanitaria

Consejo sobre ayudas técnicas, adaptaciones u órtesis, así como asesoramiento sobre el posicionamiento y el manejo del paciente.  

La importancia de actuar con rapidez para prevenir complicaciones 

Tener claros los síntomas del ictus es básico para garantizar la mayor recuperación posible y mitigar secuelas posteriores. Actuar con celeridad y acudir a un centro sanitario ante cualquier síntoma es fundamental.  

Los ictus suelen tener un inicio repentino y un desarrollo muy rápido, es cuestión de horas. Desde que se desata el accidente cerebrovascular hasta que comienza a tratarse hay un lapso de tiempo que es crucial para una recuperación sin secuelas.  

Síntomas más habituales de ictus cerebral

Debilidad y pérdida de fuerza en la mitad del cuerpo

Confusión, dificultad para hablar y entender

Pérdida de sensibilidad y hormigueos en la mitad del cuerpo

Pérdida repentina de visión en uno o los dos ojos

Dolores de cabeza particularmente intensos

Dificultades para la coordinación motriz al caminar, falta de equilibrio

Programas para mejorar la calidad de vida ante un ictus

En nuestras residencias para pacientes con ictus y daño cerebral desarrollamos diferentes programas para su intervención, diseñados por el equipo asistencial y llevados a cabo por profesionales especializados. 

Programas de intervención

Programa de cuidados básicos de enfermería

Programa de actividades cotidianas básicas e instrumentales

Asesoramiento, orientación y formación en tecnologías y aplicaciones que facilitan la realización de actividades cotidianas

Programa de promoción de la autonomía funcional

Programa de estimulación cognitiva

Programa de habilidades sociales y comunicación

Programa de movilidad y rehabilitación funcional

Programas de ocio y tiempo libre

Programa de información, formación, asesoramiento e intervención psicológica a las familias

¿Aún tienes más dudas?

Tus dudas pueden ser resueltas en el apartado de Preguntas frecuentes. Pero si lo deseas, déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para ayudarte y asesorarte.

Contacto

Te Llamamos

Suscríbete a nuestra newsletter

Para estar informado de toda la actualidad , eventos y novedades de Caser Residencial

Formulario página Contacto general

Este formulario aparece en la página de Contacto